La insólita iglesia de la Virgen del Orgasmo

Un tribunal sueco reconoce que la «Iglesia de la Virgen del Orgasmo» puede ser inscrita oficialmente como culto o religión.

© Miguel Mielgo – JM Noticias

El cuadro de la Virgen del Orgasmo convertido en el icono de la iglesia del mismo nombre y pintado por Carlos Bebeacua. (Foto: captura vídeo TV sueca)

El cuadro de la Virgen del Orgasmo convertido en el icono de la iglesia del mismo nombre y pintado por Carlos Bebeacua. (Foto: captura vídeo TV sueca)

No se trata de una broma ni de algo irreverente. Lo que ha pasado en Suecia es que ahora la llamada «Iglesia de la Virgen del Orgasmo» podrá er registrada como una «trosamfund» o, lo que es lo mismo, como un culto o religión oficial que tendrá los mismos derechos que otras iglesias o congregaciones religiosas y no pagará impuestos.

Después que el «Kammarkollegiet», algo así como el registro oficial sueco de sociedades y comunidades, rechazara la inscripción porque el nombre podría ofender a los cristianos, un tribunal de apelación dictaminó hace unos días que la «Orgasmens Madonnas Kyrka», que así se llama esta «Iglesia de la Virgen del Orgasmo» en sueco, tiene todo el derecho a ser registrada como iglesia o comunidad religiosa como todas las demás.

El orgasmo es su Dios.

Carlos Bebeacua es un polifacético artista nacido en Montevideo que se proclama así mismo «cardenal» y sumo sacerdote de este singular culto, cuyo Dios es el orgasmo.

Cuenta Beneacua en unas declaraciones al periódico sueco Skånska Dagbladet, que la idea de fundar una iglesia le vino después que su cuadro, «La Virgen del Orgasmo», desencadenara fuertes protestas durante la Expo del 92 en Sevilla, obligando a la Policía a intervenir contra los disturbios.

Carlos Bebeacua, el «sumo sacerdote» de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo, en uno de los rituales. (Foto: Captura vídeo de TV sueca)

Carlos Bebeacua, el «sumo sacerdote» de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo, en uno de los rituales. (Foto: Captura vídeo de TV sueca)

«Es la imagen de una mujer que da la espalda al mundo mostrando su intimidad al mismo tiempo. Pero hay otros símbolos, poemas, frutas, el sueño de una casa en el campo…» explica Bebeacua.

El artista, que vive a caballo entre la pequeña localidad Lövestad, al sur de Suecia, y Reus, en Tarragona (España), explica al Kvällsposten, que a pesar del nombre no se trata sólo de sexo. «El orgasmo es Dios y el orgasmo debe ser adorado», dice Bebeacua.

Según su peculiar visión, el orgasmo es la «última sensación de la lujuria, que no debe limitarse a la eyaculación, a la que se puede llegar a través del arte o mirando un paisaje y pensando en ¡wow!»

Unos pocos centenares de devotos.

La Iglesia cuenta con unos trescientos fieles repartidos entre en Suecia, España y Latinoamérica, pero su fundador espera que tras completar el registro oficial en Suecia, otras personas lleguen a considerar el orgasmo como su Dios.

Carlos Bebeacua, artista y ahora «cardenal» de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo. (Foto: Captura)

Carlos Bebeacua, artista y ahora «cardenal» de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo. (Foto: Captura)

La congregación tiene sólo sacerdotisas y sus escrituras se llaman «El Catecismo del Orgasmo» Carlos Bebeacua dice que «lo que hacemos sabemos que es justo y bueno»

Las sacerdotisas leen versos, comen frutas y beben zumos en las ceremonias y rituales que celebran. El sexo no es el enfoque, pero tampoco está prohibido. «Nunca ha sucedido y no sé cómo reaccionaría si llegara a suceder» explica Bebeacua.

Como cabeza visible de la «Iglesia de la Virgen del Orgasmo», el artista  y cardenal rechaza las acusaciones de que se trata de orgías y sexo, alegando que su propósito es ayudar a las personas para que vean el orgasmo como una metáfora de un amor de vida.

«No hay nada peligroso en lo que decimos y somos inofensivos. Sólo tenemos nuestras dudas sobre las religiones establecidas» concluye Carlos Bebeacua.

    © Copyright JM Noticias.com. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página en cualquier medio comercial, ni siquiera citando la fuente. Todos los abusos serán denunciados sin excepción. Ver las condiciones de uso para blogs en el Aviso Legal.

Escribe un comentario

Importante: Los comentarios están moderados y puede que tarden en aparecer publicados. No se permiten insultos ni comentarios que no estén relacionados con el artículo. Por favor, evita escribir en mayúsculas y cuida la ortografía. Gracias.