La sangre fría de la presentadora

Suena la alarma de incendios en medio del informativo y se mantiene en su puesto sin inmutarse, al mismo tiempo que informa a los televidentes de lo que sucede antes de salir.

© Miguel Mielgo – JM Noticias

Anna Hultman tuvo mucha sangre fría aguantar delante de la cámara mientras sonaba la alarma (Foto captura vídeo SVT)

Anna Hultman tuvo mucha sangre fría aguantar delante de la cámara mientras sonaba la alarma (Foto captura vídeo SVT)

Dicen las malas lenguas que las nórdicas tienen la sangre fría como las lagartijas, razón por la cual van buscando el calor del sol en las playas de España.

Pero sea verdad o no, lo cierto es que hay que ser muy profesional y, sobre todo tener mucha «sangre fría», para mantenerse en calma durante una emisión en directo mientras suena la alarma de incendios, viendo como los demás han abandonado el estudio.

Esto es lo que hizo Anna Hultman, la presentadora de «Gävledala», el informativo regional de la SVT (Televisión pública de Suecia) que se emite para las provincias de Gävleborg y Dalarna desde Falun.

Eran las 8:40 de la mañana del miércoles 7 de marzo y el informativo de la mañana acababa de empezar. Justo un minuto y medio después, el sonido del timbre de alarma de incendios inundaba el estudio.

Nervios de acero

La joven presentadora leía ante la cámara los resultados de deportes cuando saltó la alarma, pero no se inmutó. Continuó con la noticia hasta el final y, sin cambiar el tono de la voz ni perder los nervios, dijo: «Ha saltado la alarma de incendios y nos vemos obligados a abandonar el edificio. Les rogamos que vuelvan a ver nuestra próxima emisión»

Llegado a este punto, cuando ya habían pasado 20 interminables segundos desde que comenzó a sonar la alarma, la joven deja de mirar a la cámara y, sin prisas, comienza a desabrochar su chaqueta para quitarse el cable del micro. La emisión quedó interrumpida.

Un caso de «mierda»

Los bomberos llegaron cuando todo el personal estaba en la calle. Tras la primera inspección descubrieron que no había llamas y que se trataba de una falsa alarma originada en un váter del edificio.

Resulta que alguien había usado un «spray» desodorante para eliminar el hedor que había dejado al usar el servicio. Y no se sabe si fue el hedor de mierda, el gas del spray o una combinación de ambos, lo que hizo saltar la alarma. Media hora después, todos estaban dentro trabajando y los bomberos se limitaron a decir, no si cierta ironía, que esta vez sólo fue «caso de mierda»

Mira el vídeo de la situación aquí debajo o directamente en YouTube.

Nota para las televisiones y medios españoles. La copia de este artículo o su información, tanto escrita como gráfica, se considera un robo y será denunciado si se utiliza sin permiso. ¡Trabajad en vez de copiar!

    © Copyright JM Noticias.com. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página en cualquier medio comercial, ni siquiera citando la fuente. Todos los abusos serán denunciados sin excepción. Ver las condiciones de uso para blogs en el Aviso Legal.

Escribe un comentario

Importante: Los comentarios están moderados y puede que tarden en aparecer publicados. No se permiten insultos ni comentarios que no estén relacionados con el artículo. Por favor, evita escribir en mayúsculas y cuida la ortografía. Gracias.