Ayudad a encontrar a Madeleine (Parte 6)

© V. de los Espadas – JM Noticias

Actualización de 06.09.07 – 20:15

Última foto de Madeleine tomada por su padre el día de su desaparición (Foto: Familia McCann)

Última foto de Madeleine tomada por su padre el día de su desaparición (Foto: Familia McCann)

La entrevista que la Policía portuguesa mantuvo el jueves con Kate McCann, madre de «Maddie», forma parte de la rutina del proceso de investigación y no tiene nada de extraordinario como algunos medios españoles han informado.

También Gerry Mccann, padre de Madeleine, pasará mañana viernes por la comisaría de Portimao. Es la segunda vez que la pareja es entrevistada por separado, no interrogada como apuntan algunos medios.

«Hemos dicho varias veces, y lo reafirmo una vez más, que los McCann no son sospechosos, son víctimas y testigos» dijo Olegario Sousa, inspector y portavoz de la Policía Judicial, en unas declaraciones al canal británico Sky News.

El pasado lunes los McCann fueron convocados para esta entrevista y explicaron que estaban encantados de poder ayudar a la Policía con sus investigaciones.

En un comunicado, leído hoy jueves por la portavoz de la familia Justine McGuinness, la pareja dijo que no habían perdido la esperanza de encontrar a su hija y apelaron de nuevo a los secuestradores para que dejen a la niña en libertad. «Echo mucho de menos a Madeleine. Gerry y yo queremos apelar, una vez más, a la persona o personas que se la llevaron o saben donde está, para que hagan el bien. No es muy tarde; por favor, dejadla ir o llamad a la policía» dijo Kate McCann en el comunicado.

Lo único cierto sobre este caso es que hoy jueves 6 de Septiembre se cumplen 126 días de la desaparición de «Maddie». No se sabe si está viva o está muerta y no hay ni una sola pista fiable sobre su paradero.

Actualización de 07.09.07 – 12:10

En la noche del jueves y tras la larga entrevista que la Policía mantuvo con la madre de Madeleine, los familiares expresaron el temor de que Kate McCann «pudiera ser considerada sospechosa». Esta mañana del viernes, varios medios británicos comentaban que «hoy podría ser declarada sospechosa».

Momentos después, y a pesar que nadie con autoridad se ha pronunciado sobre este tema, todos los medios españoles daban por hecho que la señora McCann «será declarada hoy oficialmente sospechosa». Desde esta página, consideramos bochornoso e indignante que los medios desvirtúen informaciones no confirmadas, dando por hecho situaciones que ni siquiera han ocurrido. Vamos a esperar a que se desarrollen los acontecimientos.

Actualización de 07.09.07 – 21:12

Cuando Gerry McCann entró esta tarde en la comisaría de la Policía Judicial (PJ) de Portimao, para prestar allí declaración como testigo en solitario y por segunda vez desde la desaparición de su hija, nuevas «noticias» se sumaban al torrente de informaciones procedentes de fuentes no oficiales, que durante los dos últimos días han ido apareciendo en los medios.

Lo último que se ha podido saber sobre este macabro asunto, siempre por parte de los familiares y amigos de la familia, es que Kate McCann, que ha estado testificando ante la Policía durante dos días, ha sido declarada formalmente como «arguida», una figura jurídica que significa «sospechosa a medias», pero no acusada, de «la muerte» de su hija».

Un miembro de la familia McCann dijo esta tarde a los medios británicos que la Policía había ofrecido un «pacto» o acuerdo a la madre: «Sólo dos años de prisión si admitía que mató de forma accidental a su hija». Por lo visto los investigadores creen que a Madeleine la mataron accidentalmente y que su cuerpo fue ocultado, después trasladado a varios lugares y vuelto a ser escondido.

Los padres de Madeleine son declarados «arguidos» (sospechosos a medias) (Foto: Agencias)

Los padres de Madeleine son declarados «arguidos» (sospechosos a medias) (Foto: Agencias)

Actualización de 08.09.07 – 02:10

A última hora de ayer viernes por la noche, y tras varias horas testificando en la comisaría de Portimao, Gerry McCann, padre de Madeleine, también ha sido declarado «arguido» (sospechoso a medias) de la desaparición de su hija, según informó el abogado de la pareja, Carlos Pinto de Abreu. Ambos progenitores son ahora formalmente considerados «arguidos», pero no están acusados de nada y tampoco se les ha impuesto una fianza.

Actualización de 09.09.07 – 12:05

Tras la conmoción por ser declarados formalmente «arguidos» (sospechosos a medias), Kate y Gerry McCann volvieron hoy domingo por la mañana a Inglaterra, a su casa de Rothley en Leicestershire.

Sin decir ni una sola palabra a los periodistas, que esperaban en el exterior de la casa alquilada en Praia da Luz, los McCann salieron en un coche alquilado con dirección al aeropuerto de Faro. Un avión de la compañía de bajo coste Easy Jet, con destino al aeropuerto de East Midland, despegó poco después de las 10 de la mañana.

La vuelta a casa de la pareja se realiza 129 días después de la desaparición de su hija y, al contrario de lo que afirman algunos medios, aunque ambos han sido declarados sospechosos a medias, tienen total libertad de movimientos para viajar o desplazarse donde quieran y sin ningún tipo de restricción.Según la Ley, lo único que deben hacer es informar a la Policía si van a estar fuera del país más de cinco días. La portavoz de la familia dijo hoy que los McCann no huyen de la investigación, sino que vuelve a casa para que sus dos hijos, los mellizos Sean y Amalie, de 2 años, puedan tener tranquilidad y una vida normal.

Actualización de 10.09.07 – 04:00

Kate y Gerry McCann llegaron ayer domingo al aeropuerto de East Midlands, cercano a su residencia en Rothley, con sus dos hijos de dos años, los mellizos Sean y Amalie. El recibimiento en Inglaterra fue igual que su despedida en el aeropuerto de Faro (Portugal): centenares de cámaras volvieron a posarse en la familia más protegida por los británicos.

«Llegaron como una familia de cinco y se fueron como una de cuatro», comentaron los reporteros que les acompañaron en el vuelo mientras los demás pasajeros les arroparon con cariño porque dicen que «están viviendo una gran tragedia»

Nada más descender por la escalerilla del avión, Gerry McCann, con voz entrecortada y casi llorando, leyó un comunicado: «No tenemos nada que ver en la desaparición de nuestra querida Madeleine. Como padres no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido».

El inspector Gonçalo Amaral está acusado junto a otros policías de falsificar pruebas para inculpar a una mujer en un caso similar (Foto: Agencias)

El inspector Gonçalo Amaral está acusado junto a otros policías de falsificar pruebas para inculpar a una mujer en un caso similar (Foto: Agencias)

Kate McCann afirmó, en una entrevista que publica el diario «News of the World», que la Policía portuguesa le había presionado para que mintiera. Gerry McCann explicó que lo que quieren los agentes es poder dar un rápido final al caso y dijo que «no te imaginas lo espantoso que es ser juzgado por un sistema que no conoces y en el que no confías».

Los periódicos británicos recuerdan también que uno de los agentes de la Policía portuguesa que trabaja en el caso, el inspector Gonçalo Amaral, fue acusado junto a otros cuatro compañeros de falsificar pruebas para inculpar a una mujer en el asesinato de su hija, a pesar que el cuerpo no ha sido encontrado. Ver más de este asunto en: ¿Secuestró un policía a Madeleine McCann?

Actualización de 11.09.07 – 05:00

A no ser que la Policía se guarde un auténtico póquer de ases en la manga, tal y como están las cosas y tras los últimos acontecimientos, no existe ninguna prueba contundente que pueda servir para llevar a los McCann ante un juez. Ningún fiscal en sus cabales se atrevería a presentar una acusación ante un tribunal basada en indicios que no prueban nada.

Teniendo en cuenta que momentos antes que Kate McCann fuera declarada «arguida» (sospechosa a medias) los investigadores le propusieron un «pacto» para que se autoinculpara y confesara ser la autora de la muerte accidental de su hija a cambio de sólo dos años de prisión, el asunto hace intuir aún más que lo la Policía no tiene nada seguro entre las manos.

Los 12 indicios que consideran pruebas

1.- Incertidumbre sobre lo que pasó el día de los hechos.
La madre explicó a la Policía, en un principio, que eran poco más de las 10 de la noche cuando de nuevo fue al apartamento para ver a los niños. El testimonio de un nuevo testigo pone en duda la veracidad de la declaración de los padres, pero la Policía no ha informado de que se trata.

2.- El tiempo trascurrido antes de llamar a la Policía.
Otro testimonio, el de una vecina de la familia que habla de la hora y el tiempo que pasó desde que se descubrió la desaparición de la niña hasta que se dio la alarma a la Policía, difiere de la declaración de la madre. Por lo visto la vecina se ofreció a llamar a la Policía cuando se supo que «Maddie» no estaba en el dormitorio, pero Kate McCann le dijo que ella ya lo había hecho. Pasaron 40 minutos desde que tuvieron esta conversación hasta que la Policía recibió la llamada.

3.- Pensar primero en un secuestro.
Según varios testigos, cuando la madre descubrió que su hija no estaba en su cama, grito: «Alguien se ha llevado a mi niña». La expresión es muy lógica en inglés, pero a la Policía le extraña que el primer pensamiento de la madre haya sido de un secuestro y no de que la niña haya salido de la habitación por su propio pie.

4.- La llamada al cura.
La madre llamó a un sacerdote la misma noche de la desaparición de la niña. Los McCann son católicos fervientes, pero la Policía sospecha que la madre llamó al cura porque tenía remordimientos de conciencia.

5.- El lavado del osito.
Un pequeño osito de peluche de color rosa, el favorito de Madeleine y que su madre lleva constantemente consigo, fue lavado pocos días después de su desaparición. Pero como cuatro meses después y supuestamente los perros policías detectaron olor a cadáver en el peluche, la Policía considera el lavado como un indicio muy sospechoso y una prueba de ocultar algo.

6.- El coche de alquiler.
Los padres alquilaron un coche 25 días después de la desaparición de la niña. Para la Policía es muy sospechoso que decidieran alquilar un vehículo justo antes de viajar a Roma para visitar al Papa, cuando antes no lo habían necesitado.

7.- Manchas de sangre en el apartamento.
Parece ser que se encontraron manchas de sangre en las cortinas y en una pared del apartamento 5A del complejo turístico «Mark Warner Ocean Summer Club», pero ni los medios ni los McCann saben nada de esto. También se han encontrado otros restos biológicos, como sería normal, en la habitación donde dormían los niños, pero para la Policía esto demuestra que «algo pasó» dentro del apartamento.

8.- Más restos de sangre en el coche alquilado.
Los últimos rastros sanguíneos, que también dicen que han sido hallados en el maletero del coche que los McCann alquilaron 25 días después de la desaparición de su hija. Sin embargo, y aunque nada es oficial, lo que más llama la atención de esta supuesta prueba o hallazgo es el tiempo transcurrido y, lo más inverosímil, que la Policía sospecha que los McCann escondieron el cadáver de su hija el día de su desaparición, que lo empaquetaran y, 25 días después lo transportaran en el coche y lo volvieron a ocultar.

9.- Olor a cadáver.
Se supone, ya que la Policía no ha querido confirmar nada, pero lo considera una prueba, que unos perros entrenados detectaron, pero tres meses y medio después, el rastro de un olor a cadáver en la ropa de Kate Mccann, aparte del osito de peluche, y en lugares dentro del apartamento y en el camino de la playa.

La madre de Madeleine ha explicado que es lógico que sus pantalones pudieran tener un débil olor a muerto porque, como es médico de profesión, dos días antes de iniciar sus vacaciones estuvo en contacto con seis cadáveres en el hospital donde trabaja.

Pero el hecho de que los perros indicaran que el olor a cadáver partía del apartamento camino de la playa, algo que muchos expertos no se lo creen, hace sospechar a la Policía de que escondieron el cuerpo en la arena. Aún así, esta zona playera no ha sido rastreada.

10.- Los medicamentos.
La policía cuenta con unos medicamentos como prueba. Al parecer la madre había reconocido que el día de su llegada a Praia da Luz administró unos analgésicos a la niña porque estaba mal. Pero la policía cree que Kate McCann se equivocó en la dosis y provocó la muerte accidental de «Maddie».

11.- La cena y el vino.
Los padres estuvieron tomando bebidas alcohólicas la noche que Madeleine desapareció. Por lo menos así los creen los investigadores, aunque no haya nada malo en ello. Dicen que tienen testimonios que apuntan a que la pareja y su grupo de amigos bebieron 14 botellas de vino durante la cena. No llega a una botella por persona, pero los McCann niegan haber tomado alcohol. Lo curioso, es que a pesar que afirman y tienen testigos de haber estado toda la tarde y toda la noche en el recinto hotelero, la Policía tiende a dar más credibilidad al testimonio de un camarero de Lagos, una pequeña ciudad un tanto alejada de Praia da Luz, que asegura haber visto allí a los McCann en la misma noche que estaban en el hotel.

12.- Comportamiento delatador.
La Policía considera muy sospechoso que los McCann cambiaran de improviso su actitud y comportamiento durante la investigación. Mientras al principio hablaban con la Prensa, tanto británica como portuguesa, de pronto no estaban por la labor de hablar con los medios portugueses y mostraron un excesivo interés por volver a Inglaterra.

La Policía portuguesa considera que Madeleine está muerta, pero los padres siguen creyendo que está viva y piden que se continúe con la búsqueda.

Actualización de 11.09.07 – 23:55

La fiscalía portuguesa considera que existen «evidencias suficientes» contra los padres de Madeleine, así que el fiscal, en contra de todo pronóstico, decidió hoy martes por la tarde, pasar el caso al juez de instrucción de Algarve, que ahora decidirá si presenta cargos contra la pareja. El juez tiene ahora 10 días para decidir si admite la causa, en base a las «evidencias», y tomará las medidas cautelares necesarias si decide presentar cargos contra los padres por la desaparición de la niña.

Unas horas antes, el propio director general de la Policía había negado que el ADN de los restos biológicos, supuestamente hallados en el maletero del coche alquilado por los padres 25 días después de la desaparición de su hija, coincidieran plenamente con el ADN de Madeleine. «No se puede hablar de evidencias concluyentes» matizó el responsable policial.

Al parecer, se trata de unos «fluidos corporales y algunos pelos» cuyo ADN coincide en un 80 – 85% con el de la niña, algo que no es suficiente como prueba. Estos restos podrían proceder de los juguetes o ropas que los padres llevaron en el coche o bien de los hermanos de «Maddie». Sin embargo, no deja de ser sospechoso que la Policía no haya investigado a las personas que tuvieron alquilado el vehículo, durante los 25 días que pasaron desde que desapareció Madeleine, hasta que los padres lo tomaron en alquiler.

Por otra parte, teniendo en cuenta los antecedentes del policía Gonçalo Amaral, uno de los responsables de la investigación, y las denuncias presentadas contra él y contra otros policías en un caso anterior muy similar, hacen dudar de la autenticidad de los indicios hallados y pone también en duda la honestidad de la Policía. Ver:  ¿Secuestró un policía a Madeleine McCann?

¿Qué hacia este policía vigilando a Madeleine McCann en el jardín del hotel? (Foto: Master of Fate)

¿Qué hacia este policía vigilando a Madeleine McCann en el jardín del hotel? (Foto: Master of Fate)

Actualización de 13.09.07 – 00:30

El juez instructor ha dado permiso a la Policía para poder incautar el diario personal (o una copia) de Kate McCann. La Policía también tiene el beneplácito judicial para revisar el ordenador portátil del padre de Madeleine y recoger juguetes y ropas de la niña que los padres se llevaron a Inglaterra.

La petición formal de requisar estos objetos será enviada a la Policía británica hoy jueves, para que se ejecute allí la orden. Por lo visto la Policía portuguesa, y a través de la fiscalía, sospecha que se pueden encontrar en este diario o en el portátil del padre, los detalles que puedan ayudar a la investigación y probar su culpabilidad.

No deja de resultar muy extraño la petición y el proceder de la Policía lusa, que lejos de actuar a tiempo y tras miles de especulaciones, haya esperado cuatro meses para pedir a los McCann estos objetos mientras estaban en Portugal.

También ha esperado mucho tiempo para tomar pruebas del coche y del lugar de los hechos. Si ahora piden más cosas, están dando la impresión de que las supuestas pruebas que dicen tener en su poder no son tan concluyentes para el juez como hasta ahora han dado a entender. Es como si las autoridades portuguesas hubieran lanzado un órdago a los padres, para ver si claudican y confiesan, porque en realidad no tienen nada para acusarles. La Policía lo hace sin mostrar su juego, provocando así la proliferación de más especulaciones sobre el caso. El asunto va para largo y el caso Madeleine ya es global.

Actualización de 14.09.07 – 02:50

A base de repetir e insistir en una mentira al final muchos creerán que es verdad. Esto es lo que está pasando con el caso Madeleine, que nada está probado, pero muchos creen que todo lo que dicen los medios es verdad. La campaña en base a las infundadas especulaciones, orquestada por lo medios portugueses y rebotada por los españoles, está dando el resultado que busca la Policía lusa: encontrar un culpable para cerrar el caso cueste lo que cueste. ¿Pero un culpable de qué? ¿Culpar a alguien de algo que nadie sabe si en realidad pasó? ¿y sin pruebas?. No se sabe si la niña está viva o muerta, pero sí que está desaparecida.

Y no se trata de tomar partido a favor o en contra de los padres, sino de una lógica y sentido común. Los periódicos suelen usar la frase «según fuentes policiales» en un intento de dar oficialidad a la última «noticia» no confirmada, que en realidad es una filtración intencionada, muchas veces incoherente e inverosímil, o bien un rumor inventado para desviar la atención de lo que en realidad tendría que ser este caso: buscar a Madeleine. ¿Pero por qué la Policía no pone las cartas sobre la mesa y revela lo que en realidad dice que tiene como pruebas, si es que hay alguna?. Está claro que la Policía portuguesa se ampara en la ley que le impide pronunciarse, la misma que protege las mentiras que hoy, y todos los días, salen publicadas en la Prensa.

Los medios portugueses no comentan ni cuestionan los dudosos antecedentes de algunos agentes de la Policía lusa que trabajan en este caso. Ni tampoco cuentan sus fallos, retrasos u omisiones en las investigaciones. Pero en el blog «master-of-fate», el mismo que ya comentamos en anteriores actualizaciones, aunque ahora está cerrado, y también en el articulo «¿Secuestró un policía a Madeleine McCann?», se expone un nuevo e interesante hecho que contradice las últimas acusaciones de los diarios. En nuestra opinión, hay mucha más verdad en lo que dice este «blogger» que en todo lo que se cuenta en los medios.

Actualización de 18.09.07 – 20:30

Clarence Mitchell, nuevo portavoz de los McClann, dijo hoy martes en una rueda de prensa en Rothley (Inglaterra), que los padres de Madeleine son «víctimas inocentes de un crimen atroz» y afirmó «que son inocentes de cualquier implicación en la desaparición de la niña y aún más, inocentes de su supuesta muerte»

Mitchell, que a partir de ahora se encargará de las relaciones de los padres de «Maddie» con los medios, dijo también que «es ridículo sugerir que los padres causaron daño a Madeleine de manera accidental o de cualquier otra forma y sería irrisorio si no fuera tan grave»

Kate y Gerry McCann que estaban presentes, no hicieron ninguna declaración y dejaron en boca de su portavoz todas las palabras. «Ahora el foco de atención debe volver a Madeleine y la tarea es simplemente encontrarla» dijo Mitchell

También se ha sabido que lo Servicios Sociales británicos han decidido que no existe motivo que justifique que los McCann pierdan la custodia de los mellizos, Sean y Amalie, de dos años, que continuarán con su padres como hasta ahora.

Actualización de 19.09.07 – 22:33

¡Mírame a los ojos! La peculiar marca que Madeleine tiene en su ojo derecho hace que sea única (Foto: Familia McCann)

¡Mírame a los ojos! La peculiar marca que Madeleine tiene en su ojo derecho hace que sea única (Foto: Familia McCann)

El juez de instrucción portugués Pedro Frias, que ahora está llevando el caso de Madeleine, pidió autorización al Consejo Superior de la Magistratura(CSM) de Portugal, para explicar a los medios la situación de las investigaciones y evitar así que se cuenten especulaciones y mentiras sobre el caso.

Pero el CMS se ha negado en redondo a dar explicaciones y ha precisado que «de momento no se justifica dar ninguna información». Una decisión que de nuevo deja via libre a los rumores, mentiras y demás especulaciones periodísticas sin fundamento.

Es posible que el CSM haya tomado esta decisión cumpliendo la ley a rajatabla, pero aunque tienen en sus manos el poder de parar el circo mediático, no parece que quieran hacer excepciones. Ahora cabe preguntarse si se intenta así tapar la falta de pruebas o por el contrario, favorecer a los medios para que no queden mal después de todas las mentiras que han publicado.

El diario británico The Sun asegura que los restos biológicos, que supuestamente fueron hallados en el maletero del coche que los McCann alquilaron 25 días después de la desaparición de su hija, pertenecen a sus dos hijos mellizos y no a Madeleine. En el Renault Scenic transportaron objetos de los mellizos que tienen un mapa genético casi idéntico al de «Maddie».

«Entre los objetos había pañales que usaron los mellizos Sean y Amelie y que tendrían un ADN similar a su hermana» dice el diario. Esta información coincide con la facilitada la semana pasada por el director general de la Policía portuguesa, el cual afirmó que el ADN hallado no coincide totalmente con el de Madeleine, como afirmó la Prensa portuguesa y española.

Actualización de 20.09.07 – 00:55

Al contrario de lo que pregonaron ayer los medios lusos y españoles, la fiscalía portuguesa informó en un comunicado que no se ha tramitado ninguna petición para interrogar de nuevo a los McCann y tampoco tiene la intención de hacerlo. Luís Bilro Verao, fiscal del distrito que lleva el caso, señaló en este comunicado que no hay nuevos elementos que justifiquen volver a interrogar al matrimonio.

Actualización de 21.09.07 – 01:07

El juez de instrucción que lleva el caso de Madeleine ha decidido no admitir a trámite la causa presentada por la fiscalía y por tanto, tampoco presentará cargos contra los padres de la niña porque no hay evidencias. El caso vuelve de nuevo a manos de la Policía lusa, que deberá continuar la investigación en todas sus líneas, empezando por buscar a Madeleine.

Sin embargo, los McCann continuarán en la situación de «arguidos» (sospechosos a medias) durante 8 meses, el tiempo máximo que permite la Ley para que la Policía pueda presentar nuevas pruebas conluyentes en su contra. Si pasado este tiempo no hay nada nuevo dejarán de ser «arguidos».

¿Es esta niña en Marruecos la desaparecida Madeleine? (Foto: particular)

¿Es esta niña en Marruecos la desaparecida Madeleine? (Foto: particular)

Actualización de 26.09.07 – 03:27

La foto fue tomada por una pareja de españoles que estaban de vacaciones en el norte de Marruecos el pasado 31 de Agosto.Fue cerca de Zinat, una pequeña localidad entre Chaouen y Tetuán, al norte del país.

La foto no es un montaje y ya está en manos de la Policía. Si finalmente se confirmara que la niña que esa mujer lleva en una cesta a sus espaldas es Madeleine, sería la primera «pista» fiable de su paradero desde su desaparición en la noche del 3 de Mayo pasado.

Varios periódicos británicos y agencias de noticias difundieron hace dos días la «noticia» de que dos testigos, una mujer noruega y un hombre británico, aseguraban haber visto a «Maddie» en Marruecos.

Este testimonio no es nuevo, ya que ocurrió a finales del mes de Mayo como ya habíamos informado de ello en la actualización del 25 de Mayo.

Actualización de 27.09.07 – 03:00

La niña rubia que fue fotografiada en Marruecos no es Madeleine, sino una niña marroquí, según un fotógrafo de la agencia francesa AFP, que fue el que localizó a su familia y estuvo con ella.

La niña se llama Bouchra Benaissa, tiene casi tres años y es de Zinat, cerca de Tetuán. Sus padres mostraron al fotógrafo el acta de nacimiento y los documentos que prueban su identidad. El padre de Bouchra lamentó las falsas esperanzas que la fotografía de los turistas españoles haya podido llevar a los McCann. Incluso en esta región del norte de África conocen el caso de «Maddie»

Actualización de 30.09.07 – 23:59

Mientras los periódicos portugueses continúan, un día sí y otro también con su campaña de rumores y especulaciones sobre «como murió Madeleine», basadas todas en lo que llaman «fuentes policiales anónimas», los británicos se centran en algunos nombres y detalles que antes no habían salido a la luz y en criticar la falta de  operancia de la policía portuguesa.

Pero dos nuevas informaciones son dignas de mencionar en este embrollo de dimes y diretes. Por una parte el diario «Daily Mirror» descubre que hay una persona que vio algo muy sospechoso el día de la desaparición de Madeleine. Se trata de un camarero del complejo turístico donde vivían los McCann. Este testigo, que desconocemos si es hombre o mujer, asegura que el día de autos, sobre las 6 de la tarde, vio a un turista inglés, un hombre de mediana edad, que se escondía vigilante tras una escalera que estaba a lado la habitación donde estaba «Maddie».

Por lo visto la Policía no le prestó interés al testimonio del testigo, pero hace poco fue llamado a declarar e identificó, en una serie de fotos que le mostraron, al hombre que vio porque, según dijo, «nunca lo podría olvidar». La Policía lusa no ha querido decir nada sobre este asunto, ni mucho menos explicar porqué no se tuvo en cuenta este testimonio, ni se buscó al hombre antes. Dado que también ha prohibido al testigo hablar de ello, mientras no exista una declaración oficial sobre este sospechoso individuo, la falta de investigación de un testimonio de primera mano pone a la Policía bajo la sospecha de no querer hacer su trabajo o lo que es peor, de intentar ocultar algo.

La segunda novedad es que ya son cuatro los testimonios de personas que aseguran que vieron a la niña en Marruecos. La última testigo es una mujer, también española, que se llama Isabel González. Esta señora afirma haber visto a Madeleine caminando y cogida de la mano de otra mujer en un apartado pueblo del norte de Marruecos días después de su desaparición. La mujer y su marido, residentes en Melilla, en la costa norte africana, dicen que volvieron hasta cuatro veces al lugar donde vieron a la niña, pero nadie les pudo decir nada y tampoco la pudieron encontrar. Tras denunciar el hecho a la Policía española, la mujer dice que no le hicieron caso y tampoco se lo hizo la Policía portuguesa cuando les llamó para contarlo.

Lista de artículos que hemos publicado sobre este caso en orden cronológico.

Visita nuestros patrocinadores y amigos

  • www.informativos.net www.jmnoticias.com www.todoellas.com www.batiburrillo.net www.piziadas.com El interior secreto www.nogare.net www.jmnoticias.com www.keagustitomekedao.blogspot.com www.mibrujula.com www.casatinin.es www.manuelguisande.wordpress.com www.yovijob.com www.astrologyweather.com http://www.youtube.com/user/MrCarrington01 www.jmnoticias.com www.jmnoticias.com www.jmnoticias.com