El falso paraíso noruego

Es uno de los países más ricos del mundo, pero el sistema sanitario adolece de personal cualificado y además nada es gratis porque hay que pagar hasta por tirita en urgencias.

© Macarena Henriksdatter – JM Noticias

Los cortes en los dedos no suelen ser graves, pero sí son aparatosos por la cantidad de sangre que sueltan (Foto: ©Macarena H.)

Los cortes en los dedos no suelen ser graves, pero sí son aparatosos por la cantidad de sangre que sueltan (Foto: ©Macarena H.)

Estaba haciendo la cena para mis hijos y me corté en un dedo con el cuchillo. Fue un descuido tonto, que aunque no fue grave, en Noruega podía haberme costado muy caro.

El corte era de unos 2 centímetros de largo y algo profundo. Un tipo de herida que en los dedos suele ser muy aparatosa.

En cualquier otro lugar del mundo yo hubiera acudido al servicio de urgencias para que me suturaran la herida o me pusieran esas tiritas que cumplen la función de puntos de sutura.

Pero en Noruega es mejor curarte sola. Primero un lavado, después un poco de desinfectante y luego una gasa apretada que te mantenga la herida cerrada para que pare de sangrar.

Hasta en urgencias hay que pagar

Y ahora se preguntarán el porqué no fui a urgencias a que me curaran. Pues la respuesta es muy simple: porque no quiero pagar 269 coronas (37 €) para estar seis horas esperando a que me pongan una tirita.

No es la primera vez que lo digo y lo vuelvo a repetir; Noruega no es el paraíso del bienestar social que tanto cacarean. Noruega tiene la fama de ser el país más rico del mundo y puede que lo sea. Que es el mejor para vivir y que a lo mejor sería verdad si no fuera por el clima. También que es el mejor en todo y para todo, pero ese todo depende del cristal con que se mira. Ahora bien, lo difícil es que entiendan lo costosa que es la asistencia sanitaria para los que vivimos aquí. No, en Noruega la asistencia sanitaria no es gratis. ¿Pensaban que sí?  Pues aquí se paga mucho por una asistencia cara, deficiente y falta de profesionales.

La peripecia de tener que ir al médico

Vamos a poner un ejemplo. Te duele el estómago y como te sucede por la tarde tienes que ir a urgencias si quieres que te atienda un médico. De entrada, nada más llegar, hay que pagar 269 coronas (37 €) para tener acceso a que te atiendan, aparte de tener que esperar unas cuanta horas.

Cuando al final llega tu turno, el médico de guardia del servicio de urgencias te ve, no digo que te examine porque ya sería mucho pedir, comprobando por tu simple presencia que «no te estás muriendo» ya que has llegado hasta allí por tu propio pie, aunque el estómago te siga doliendo.

Nada es gratis y pagas 37€ tras esperar seis horas en urgencias a que te pongan una tirita (Foto: ©Macarena H.)

Nada es gratis y pagas 37€ tras esperar seis horas en urgencias a que te pongan una tirita (Foto: ©Macarena H.)

Lo más probable es que cinco minutos después estés fuera en la calle con prescripción de irte a casa a reposar, tomarte un paracetamol contra el dolor, – una caja de este medicamento con 10 unidades cuesta 69 coronas (9,30€) – y si mañana te sigue doliendo que vayas a ver a tu médico de cabecera.

Al día siguiente no te sientes mejor y pides hora para hablar con tu médico. Si te recibe el mismo día lo puedes considerar como un milagro, aunque tengas que pagar las 180 coronas (25 €) por la consulta.

Lo normal es que tu médico de cabecera te dé hora para unos días después, que puede ser dentro de una o dos semanas, al mismo tiempo que te dice que «si empeoras vayas a urgencias».

En el caso que necesites volver a urgencias, porque el dolor aumenta, ya sabes que te tocará pagar de nuevo los 37 € para que te vuelvan a decir lo mismo, que ese dolor no es nada y que vayas a ver a tu médico.

Pero digamos que tienes suerte y que tu médico de cabecera te ha recibido el mismo día que has llamado, pero no sabe lo que padeces y te envía a que te vea un especialista.

Vamos a suponer también que vuelves a tener suerte y que el especialista te atiende dentro de dos semanas y no dentro de seis meses que sería lo normal. De entrada el especialista te cobrará 44 € por la consulta y otros 43 € por hacerte una endoscopia, además de los 50 € que cobra por una ecografía de tu abdomen. Pero estás feliz porque te ha examinado, aunque te dice que no sabe lo que tienes y te manda al hospital.

En los hospitales noruegos falta personal especializado.

Si no estás medio muerto, en el hospital ingresarás dentro de 3 o 6 meses, siempre y cuando el especialista envíe la petición de ingreso especificando el grado de urgencia. También puede ser que ingreses de forma ambulatoria, sin necesidad de ocupar cama, dependiendo del tipo de padecimiento. Pero lo más probable es que en el hospital tampoco sepan lo que tienes, porque adolecen de especialistas, y te manden a otro hospital de otra ciudad por tu cuenta y riesgo.

Lo bueno de todo esto es que sigues vivo, te sigue doliendo el estómago y en el hospital no pagas nada como paciente. De momento, y hasta llegar hasta aquí, ya has pagado poco más de 200 € en consultas sin que nadie te haya dicho lo que tienes, ni te han dado una solución para tus dolores.

Medicinas a precio de oro si te dejan comprarlas.

En Noruega los medicamentos son muy caros y ni siquiera es posible conseguir todos los disponibles en los países vecinos de la UE. Si el medicamento hay que importarlo, porque en Noruega no se vende libremente, que no quiere decir que se venda sin receta, hay que calcular con un coste que supera unas 10 veces su precio normal de venta en otros países, y sin tener derecho a subvenciones ni a otras ayudas estatales.

Los medicamentos son caros y no se pueden conseguir los que en países vecinos están disponibles  (Foto: ©Macarena H.)

Los medicamentos son caros y no se pueden conseguir los que en países vecinos están disponibles (Foto: ©Macarena H.)

Las listas de espera son muy largas para todo tipo de tratamientos. Te puedes pasar meses esperando a ser atendido por un especialista. Faltan profesionales y los que hay se quejan de las pésimas condiciones laborales, del exceso de horas de trabajo que soportan y de lo mal pagados que están.

Muchos noruegos defienden este sistema sanitario, que ellos «creen que es gratuito», convencidos de que es el mejor del mundo. Dicen que ya pagan su «egenandel» y que con esto se conforman.

El copago sanitario.

El llamado «egenandel» o copago sanitario es una cantidad anual que debes pagar por usar el sistema de sanidad público, aparte de los impuestos, que lo establecen las autoridades sanitarias una vez al año. Caso de superar el límite marcado anual que debes pagar, se devuelve el excedente al año siguiente.

Pero no todos los servicios médicos están incluidos dentro del mismo tipo de «egenandel» o copago. Los hay distintos, en unos pagas más y en otros menos. Como ejemplo vamos a ver el tipo «uno», que es el más normal porque son las visitas al médico de cabecera o las urgencias. Esto es lo que tienes que pagar:

– Consulta médico en horario diurno: 180 coronas (25 €)
Consulta de urgencias en horario de tarde o nocturno: 269 coronas (37 €)
Consulta con el especialista: 325 coronas (44 €)
Pruebas de laboratorio: 47 coronas (6,5 €)
Radiografía: 218 coronas (30 €)
Psicólogo (1 hora): 307 coronas (42 €)

Este «egenandel» o copago, que es la parte que el paciente paga directamente cada vez que usa el servicio médico concreto, tiene un límite anual de 1.980 coronas (266 € ). Esto significa que con once visitas al médico se llega al máximo a pagar y, por tanto la décimosegunda consulta es «gratis». Pero ojo, que esas son las únicas cosas que se incluyen en este copago. Todo lo demás no está incluido y hay que pagarlo al contado. El dentista, por ejemplo, no está cubierto y todo hay que pagarlo del propio bolsillo.

Por otra parte, y si alguien quiere que le atienda un médico especialista, lo primero que debe hacer es pedir a su médico de cabecera que le envíe la orden para que el precio del copago sólo sea de 325 coronas (44 €). Naturalmente que se puede ir directamente al especialista, si lo encuentra, pero sin la prescripción del médico de cabecera el precio de la consulta superaría los 150 € o 200 €, materiales aparte.

En Noruega no existen, por ejemplo, los chequeos periódicos con el ginecólogo o los controles de salud generales. En este país de las «maravillas», uno de los más ricos del mundo, dicen que «estos chequeos no son necesarios» y la salud preventiva en realidad no existe. Muchas veces hay que rogar al médico para que ordene un examen o análisis y aún así, hay que esperar meses y pagar una vez que se consigue la cita.

No, Noruega no es el paraíso del cacareado bienestar social. Si bien hay cosas en las que están mejor que en otros países, en asuntos sanitarios el país cojea de forma muy grave. La imagen del funcionamiento del sistema de salud de Noruega se puede ver en la foto del dedo cortado y «curado» en casa. Lo que en otro país hubiera supuesto media hora en urgencias, dos puntos en el corte y para casa, en Noruega una media de seis horas de espera y el pago de 269 coronas (37€) por poner una simple tirita.

    © Copyright JM Noticias.com. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página en cualquier medio comercial, ni siquiera citando la fuente. Todos los abusos serán denunciados sin excepción. Ver las condiciones de uso para blogs en el Aviso Legal.

Comentarios de los lectores (32)

  1. josue

    Vivo en guatemala aqui la atencion medica publica es baja tambien hay una violencia de lo peor matazon por doquier, robadera de madrugada por la tarde y por la noche se vive una inseguridad del carajo el presidente solo entra a robar una corrupcion de la verga, narcotrafico en puta tenemos una economia de la verga, una pobreza enorme ni estamos industrializados escases de trabajo aqui ganas poco y todo es caro, y tu que vives en un pais rico con seguridad es reconocido por ser uno de los mejores paises para vivir. Y solo por el defecto de la atencion medica tanto alboroto que te de vergüenza vente a vivir a guatemala un año y te aseguro q corriendo te regresaras a noruega …

Escribe un comentario

Importante: Los comentarios están moderados y puede que tarden en aparecer publicados. No se permiten insultos ni comentarios que no estén relacionados con el artículo. Por favor, evita escribir en mayúsculas y cuida la ortografía. Gracias.