¡Cumplimos 10 años!

Desde el 24 de marzo del 2004 hasta el 24 de marzo del 2014

Aterriza si te atreves

En algunos aeropuertos del mundo el hecho de poder aterrizar es vivir una peligrosa aventura.

© JM Noticias.com

Aterrizar en algunos aeropuertos puede ser una peligrosa aventura (Foto: captura)

Aterrizar en algunos aeropuertos puede ser una peligrosa aventura (Foto: captura)

Hay algunos aeropuertos en el mundo en los que es aterrizar es tan difícil que los temen hasta los pilotos más expertos.

El magacín «Travel and Leisure» ha hecho una recopilación de anotaciones sobre algunos de los aeródromos que ponen los pelos de punta a pilotos y pasajeros. Aquí os mostramos ocho de ellos como ejemplo.

Atención: No pulséis en otro vídeo hasta que no haya finalizado el anterior (abrid de uno en uno). Así evitaréis colapsar vuestra conexión por bajar todos al mismo tiempo.

 

1.- Aeropuerto de Paro, en Bután.

No es un aeropuerto muy conocido, pero el hecho de que sólo ocho pilotos en todo el mundo tengan permiso para aterrizar aquí, es algo que indica su extrema dificultad. Además para llegar aquí se requiere un gran esfuerzo y habilidad para pilotar un avión por el estrecho valle que conduce hasta la pista, que está rodeada de las altas cumbres del Himalaya, que casi superan los cinco kilómetros de altura. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

2.-Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, en St. Maarten.

Cuando se acerca un avión a una isla tropical casi todos los pasajeros quieren ver sus maravillosas playas de palmeras y aguas azules desde la ventanilla. Pero cuando un avión se dispone a aterrizar en la caribeña isla de St. Maarten, todo se ve demasiado cerca. Aquí vuelan tan bajo sobre la playa de Maho que casi rozan a los bañistas, porque tienen que aprovechar los pocos 2.180 metros de pista. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

3.- Aeropuerto de Gibraltar, en Gibraltar, España.

En el momento en que las ruedas del avión tocan el asfalto gibraltareño, el piloto tiene que frenar al máximo de potencia si no quiere terminar en el mar. En los 1.800 metros de pista, atravesada por la única carretera que une «The Rock» de la colonia británica con la península española, no hay mucho sitio para aterrizar con un avión, y si el tiempo y el viento permiten la maniobra. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

4.-Aeropuerto de Barra, en Escocia.

Si vas de vacaciones a la isla de Barra y te gusta ir por la playa a coger mejillones y crustáceos, atento a la manga que ondea en el asta y que normalmente sirve para saber si hay viento. Cuando está izada significa que hay un avión en camino. Y es que en Barra, una minúscula isla del archipiélago escocés de las Hébridas, el aeropuerto no tiene ni asfalto ni luces ni barreras. Simplemente se aterriza en la playa de una ancha cala donde sólo los aviones de hélice del tipo Twin Otter pueden aterrizar sobre la endurecida arena. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

5.- Aeropuerto de Toncontín, en Tegucigalpa, Honduras.

Aviones que sean más grandes que un Boeing 757 no pueden aterrizar en este aeropuerto porque su pista sólo tiene 1.900 metros de largo. Además, para poder aterrizar aquí, el avión tiene que hacer un dramático giro de 45 grados a la izquierda, antes de enfilar la dirección del valle que está a más de 1.000 metros de altura. Por si fuera poco, el piloto ha tenido que llevar el aparato hasta aquí rodeando un brusco terreno plagado de montañas. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

6.- Aeropuerto Internacional de John F. Kennedy, en Nueva York, EE.UU.

La ciudad de los rascacielos es un destino muy popular para miles de turistas que cada día llegan en avión. Esto supone que aterrizar en el JFK se convierta en una arriesgada maniobra, sobre todo si se hace en la pista 13 L. Se debe a que el avión debe seguir el «Canarsie Approach», un corredor aéreo donde, entre otras cosas, el piloto tiene que poner mucha atención en lo que hace para evitar tener problemas con los demás aviones que despegan y aterrizan en los dos aeropuertos cercanos; La Guardia y Newark, mientras las amenazadoras aguas del mar le esperan al final de la pista. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

7.- Aeropuerto de Madeira Airport, en Funchal, Madeira.

Hay que tener un entrenamiento muy especial para poder aterrizar en la isla de Madeira. Aunque la pista ha sido alargada en 2.000 metros adicionales, gracias a una construcción especial hacia el Atlántico, un avión sólo tienen 2.750 metros para posarse, frenar y parar. Aún así, los pilotos temen la pista 5 porque primero deben dirigir el avión directamente hacia las montañas y, en el último momento, girar bruscamente a la derecha para poder enfilar la pista. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

8.- Aeropuerto de Juancho E. Yrausquin, en Saba, Antillas Holandesas.

Con sus escasos 400 metros no ha sitio para errores. La pista está en la pequeña península situada en el noreste de la isla. También hay que tener mucho cuidado con las inesperadas y constantes ráfagas de viento, que no sólo exigen a los pilotos mucha pericia para poder mantener el avión en la dirección adecuada, sino que también tienen que tener un estómago muy resistente porque hasta los más expertos y robustos se marean. Vídeo aquí debajo o directamente en Youtube

 

    © Copyright JM Noticias.com. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página en cualquier medio comercial, ni siquiera citando la fuente. Todos los abusos serán denunciados sin excepción. Ver las condiciones de uso para blogs en el Aviso Legal.

Comentarios de los lectores (1)

  1. Nelly Kina

    Interesante, faltó la pista de aterrizaje de las Islas de Juan Fernández.

Escribe un comentario

Importante: Los comentarios están moderados y puede que tarden en aparecer publicados. No se permiten insultos ni comentarios que no estén relacionados con el artículo. Por favor, evita escribir en mayúsculas y cuida la ortografía. Gracias.