La hermana fea de «La sirenita»

La estatua de una mujer obesa encaramada en la espalda de un escuálido negro recuerda la hipocresía del mundo occidental a los participantes de la Cumbre del Clima en Copenhague.

© Carmen Villar Mir – JM Noticias.com

La estatua la «Supervivencia del más gordo» recuerda a los participantes de la Cumbre de Clima que  (Foto: Cortesía Sevenmeters.net - JM Noticias )

La estatua llamada «Supervivencia Del Más Gordo» (Foto: Sevenmeters.net - JM Noticias) PULSAR PARA AMPLIAR

Aunque todavía faltan unas semanas para el comienzo de la Cumbre del Clima (COP15), que tendrá lugar en Copenhague entre los días 7 y 18 de Diciembre, los activistas del medio ambiente ya están dando que hablar en la capital danesa.

Una de sus expresiones más extraordinarias es sin duda una escultura de bronce de siete metros de altura, obra del escultor danés Jens Galschiot, que ha sido colocada al lado de la famosa «Sirenita», símbolo de Copenhague y una de sus mayores atracciones, para recordar a los visitantes lo que califican como «la hipocresía en el debate sobre el clima» y de como «los cambios climáticos ocasionados por los países ricos del mundo occidental tienen consecuencias que asolan al tercer mundo».

Se llama «La supervivencia del más gordo» y representa a la Justicia del mundo rico en una figura grotesca de mujer obesa, subida sobre los hombros de un negro esquelético con el agua del mar hasta las caderas.

La famosa Sirenita comparte visitas con su hermana fea. (Foto: Cortesía de Sevenmeters.net - JM Noticias) PULSAR PARA AMPLIAR

La famosa «Sirenita» en compañía de su hermana fea. (Foto: Sevenmeters.net - JM Noticias) PULSAR PARA AMPLIAR

Recuerda así al mundo occidental y al pueblo danés, que permanecen impasibles contemplando las miserias de algunos países del globo de la misma y aplacible manera que la «Sirenita», como el pobre africano (El Tercer Mundo) soporta el peso de una señora gorda que, sin necesidad de tocar el agua, se muestra feliz y confiada de llegar a tierra.

En la parte baja de la estatua hay una inscripción que dice:

«Estoy sentada sobre la espalda de un hombre que está deshecho por el sufrimiento. Yo haría cualquier cosa para ayudarle menos bajarme de sus hombros»

La escultura, que sorprendentemente ha recibido el visto bueno del Ayuntamiento de la capital danesa para permanecer al lado de la bella sirenita durante la Cumbre del Clima, ha provocado una gran polémica nacional.

Momento de su instalación en el muelle de Langelinie de Copenhague. (Foto: Sevenmeters.net - JM Noticias ) PULSAR PARA AMPLIAR

Momento de su instalación en el muelle de Langelinie (Foto: Sevenmeters.net - JM Noticias)

Tanto nacionales como extranjeros se hacen cruces cuando visitan la roca donde está la famosa «Den Lille Havfrue» (La Pequeña Señora del Mar, en danés), inspirada en uno de los cuentos de Hans Christian Andersen, que sigue impasible mirando de cara al Báltico.

No saben si reír o llorar cuando observan a esa «hermana fea», nombre popular que ya ha recibido la enorme escultura de la mujer obesa, y que no permite que la pobre sirena que disfrute de su dulce sueño al recordarle, día y noche, que existe otro mundo azotado por la hambruna, la sequía, los huracanes y la miseria más profunda.

Según sus autores, el objetivo de colocar esta estatua de la «supervivencia» del mejor alimentado en el sitio más visitado de la ciudad, es mostrar los distintos puntos de vista del cambio climático por medio de una obra de arte.

    © Copyright JM Noticias.com. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página en cualquier medio comercial, ni siquiera citando la fuente. Todos los abusos serán denunciados sin excepción. Ver las condiciones de uso para blogs en el Aviso Legal.

Comentarios de los lectores (1)

Escribe un comentario

Importante: Los comentarios están moderados y puede que tarden en aparecer publicados. No se permiten insultos ni comentarios que no estén relacionados con el artículo. Por favor, evita escribir en mayúsculas y cuida la ortografía. Gracias.